Railay Beach

Hola bonitos!!

En este Post vamos a contaros como fueron nuestros 4 días en Railay Beach. La verdad que fueron unos días de lo más relajados, divertidos y algo aventureros. Volveríamos allí una y mil veces sin pensarlo ni un segundo.

Hoy os vamos aconsejar por qué ir allí si vais a Tailandia. Seguramente cuando acabéis de leer todo el Post, ver las fotos y ver todo lo que se puede descubrir allí…. tendréis ganas de ir!
Tuvimos muchas dudas de como finalizar nuestra ruta por Tailandia. Teníamos claro que queríamos acabar en una de las mejores playas de Tailandia y relajarnos. Pero…claro, que zona eliges? por cuál te decantas?

Estuvimos viendo mil fotos, leyendo foros, informándonos de todas las zonas…el tiempo que hacía cuando íbamos, los hoteles, que tipo de playas eran y qué actividades se podían realizar. Aunque buscábamos algo de descanso…somos bastante “ culos inquietos” y siempre buscamos algo que hacer…incluso en la playa!

Finalmente nuestra decisión fue muy fácil. Cuando nos informamos de donde estaba Railay, cómo se accede a esa zona, que allí se encontraba una de las playas más bonitas de Tailandia y todas las actividades que podíamos hacer en esa zona, no tuvimos ninguna duda. Enseguida lo decidimos….nos vamos a Railay!

Así que viajeros,no me enrollo más y allá vamos…..

¿Phuket o Krabi?

Quería empezar por esta pregunta, por que seguramente algunos de vosotros os la haréis cuando vayáis a Tailandia.

Casi todo el mundo suele elegir Phuket. Cuando hemos hablado con gente que ha ido a Tailandia, sobre todo personas que han ido ya con un viaje organizado…el último destino suele ser la playa de Phuket.

No es nada malo, pero queríamos ir a otro sitio. Un sitio que no estuviera tan masificado, algo que descubrir….una playa de ensueño pero con algo de aventura.

Y por fin dimos con todos nuestros requisitos leímos sobre Krabi…. y nos encanto. Y sabíamos que nuestra decisión había sido la correcta cuando descubrimos Railay Beach.

¿Donde se encuentra Railay?

Railay es una pequeña península que se encuentra en la provincia de Krabi. Está situada entre la ciudad de Krabi y Ao Nang.

Es una zona de lo más curiosa, ya que una vez allí, puedes cruzar la península de lado a lado….tan solo andando 5 minutos de una playa a otra (Playa Este a Playa Oeste).

¿Cómo llegar a Railay?

La unica forma de ir a Railay es en bote, Long Tail (así se llaman las barcas que te trasladan de un lado a otro en esa zona).

Se trata de un barco típico de allí, que tanto la gente autóctona como los turistas utilizamos para poder trasladarnos de una playa a otra como si fuera un taxi.

Además algunos de ellos te acercan a las islas más famosas que hay por allí.

¿Y por que solo podemos ir así?

Sólo es accesible por bote, debido a sus grandes acantilados que cortan el acceso, y la única manera de acceder a esa zona es cogiendo un barco. Tanto para ir como para volver…evidentemente.

Los acantilados son un gran reclamo para las personas que les gusta escalar. Hay muchas empresas que se encuentran allí para que puedas alquilar el equipo y escalar.

Pero no solo eso es el gran reclamo de Railay, sus playas paradisiacas hacen que sea uno de los destinos más interesantes de Tailandia. Y lo bueno, es que aún no está del todo explotado.

Como os íbamos contando…una vez que llegamos a Ao Nang, tuvimos que acercarnos al puerto y desde allí vimos las miles de embarcaciones que estaban allí amarradas esperando a zarpar y llevar a los turistas a sus destinos.

El Long Tail nos costó 100THB por persona 2.50€ por persona. La verdad que fue un viaje de lo más agradable y divertido.
Para subir a los Long Tail teníamos que llevar la mochila en nuestras cabezas, ya que se podían mojar.

Las embarcaciones no llegan a la arena y tienes que meterte en el agua para subir en uno de ellos. Menos mal que nosotros viajamos en mochila, por que algunos …se las vieron y desearon para subir con esos maletones en el Long Tail. Fue bastante divertido! por que todos mirábamos a ver si alguien tiraba su maleta al agua y la verdad que todos nos reímos bastante.

Una vez en el Long Tail, en 10 minutos llegabas a la costa de Railay Beach. Y la verdad que la primera impresión fue buenísima!
Un mar precioso, arena blanca y unos acantilados con una vegetación…que te “embobabas” mirando y te hubieras quedado allí mismo con las maletas y todo para contemplar ese maravilloso paisaje.

Nuestro Hotel en Railay

Cuando ya bajamos del Long Tail, nos dirigimos a nuestro Hotel. Justo lo teníamos en la playa contraría, en la playa Este. Pero como bien os hemos comentado solo teníamos que cruzar por un camino hasta el otro lado…y llegamos en 5 minutos andando a nuestro HOTELAZO!

La verdad que cuando llegamos nos quedamos impresionados con el pedazo de Hotel que teníamos ante nosotros y que íbamos a pasar unos 4 días allí.

No le faltaba detalle a la habitación, Teníamos de todo, hasta el mínimo detalle. Una de las cosas que me encantó, fue que nos dejaron una bolsa y toallas para ir a la playa. Nos vino perfecto ese detalle! ya que al ir con mochila llevábamos las toallas finas (típicas de piscina del Decathlon) y cuando vimos semejantes toallas con su bolsita para ir a la playa…..nos encanto!!!!

Nuestra habitación tenía hasta el mínimo detalle. Se trataba de una habitación amplia, con ducha, una bañera grande, el WC a parte de las zonas comunes, un surtido de cafés, infusiones y agua por si nos apetecía tomar algo en cualquier momento….etc. Una cantidad de detalles que nos hacía sentir como en casa.

Todos los días te cambiaban toallas, te arreglaban la habitación y te reponen agua o cualquier tentempié que te tomabas.

Como os hemos comentado antes, uno de los detalles que nos gustaron mucho fue la bolsa de la playa con sus toallas… nos vino muy bien y además las toallas eran enormes.

En el baño teníamos todo o necesario para el aseo diario . Y además de tener mil toallas teníamos un albornoz para cada uno y unas zapatillas de estar por casa.

La habitación estaba rodeada de unos ventanales de infarto que nos ofrecían unas vistas preciosas al mar, a los árboles y a los pequeños monos que jugaban saltando de rama en rama todos los días a ver si pìllaban algo. Eran de lo más graciosos.

La terraza era muy grande y además tenía unas colchonetas (tipo camas) donde nos tumbamos a descansar en una zona de madera especial para ello. Era el momento de relax para tomar un zumo, una infusión y relajarse un rato.

Teníamos una piscina común para todos muy bonita, con cascadas y toda de piedra que hacía ser un espacio de lo más relajante. Además casi siempre estaba vacía…al tener esas maravillosas playas de Railay, la gente no solía ir… y aprovechamos para darnos algún chapuzón relajante.

La verdad bonitos, es que fue un hotel de ensueño.

Y ahora sí que sí, hablando de playas… No os podéis imaginar las playas que tiene Railay!

Las playas de Railay

Railay tiene una de las mejores playas de tailandia. Son playas paradisíacas, de arena blanca y con un mar color turquesa de escándalo! Eso sí, todas no son iguales. Os vamos a decir en qué playas estuvimos y cuales son las que os van a encantar.

Aquí tenéis un mapa de las playas que tenéis. Esta la plata Este, la playa Oeste y Phranang Beach. Estas son las playas más destacadas de Railay.

Si os fijáis, de la playa Este a la playa Oeste solo tenéis que cruzar la isla de una parte a otra…parece que sea un camino largo, pero os podemos asegurar que en 5 minutos lo cruzáis. Así que no os preocupéis si cogéis el hotel en una zona que como mucho tardarás 5 minutos en ir a la otra jajaja

Playa Phra Nang Beach Railay

Esta fue nuestra playa preferida para ver los atardeceres. Es una playa preciosa, con su mar azulado color turquesa y arena blanca. La primera vez que la vimos nos recordó mucho a las típicas playas que ves en las fotos de Tailandia.

Una playa paradisiaca, con un islote en medio del mar, donde puedes ir nadando (o andando…según esté la marea ) y llegar hasta él. Las vistas son increíbles. Toda una vegetación de colores vivos rodeaban aquel paraíso y eso hacía que fuera la mejor playa de Tailandia.

Una de las cosas que nos llamó mucho la atención es la subida de marea que tenía esta playa. Por la noche la marea subía mucho. Era tanta la diferencia que cuando llegábamos a la playa habían trozos que directamente caminabas sobre el agua, no había ni arena. Conforme iba pasando el día la marea bajaba y ya se quedaba una playa grande y con espacio para tomar el sol.

Si te apetecía tomar algo, estaban los Long Tail en el agua amarrados donde se convierten en puestos de comida con gran variedad de alimentos. Podías tomarte desde un coco hasta un plato de Pad Thai o un perrito caliente.

Los precios eran un poco más caros que en otro sitio, pero merecían la pena para quedarse allí todo el día y no preocuparse en ir a buscar comida o bebida.

En esta playa también se encontraba la cueva de los penes. Es una cueva de lo más curiosa donde la gente ofrecía figuras de penes a la diosa que hay allí para pedir una buena fertilidad en su vida. Más adelante os explicamos un poco más sobre esta cueva.

Sunset Beach ( Playa Oeste)

Esta es la playa que llegamos cuando fuimos a Railay. Es una playa grande donde encontramos una gran fila de Long Tail amarrados esperando a ser utilizadas como taxi.

Esta playa no es tan bonita como la playa de Phra Nang, por el ajetreo de las embarcaciones de traer y llevar gente todo el día. Pero por las tardes se convierte en una playa más tranquila donde podremos ver atardeceres de lo más bonitos.

En primera línea encontramos gran variedad de hoteles de lujo y restaurantes, eso hace que por la noche puedas dar un paseo por la playa y ver el ambiente que hay.

Playa Este Railay

Esta es la peor playa, si se le puede llamar playa jaja. Es una zona donde vienen las embarcaciones a dejar los turistas en los hoteles. No hay casi arena y la que hay está sucia.

El mar también está sucio…realmente es una zona de tráfico de embarcaciones más que nada. Tipo puerto. Es curioso ver como es la subida y bajada del mar.

Cuando sube la marea las embarcaciones llegan hasta la orilla pero cuando no …. tienen que ir unos tractores hasta las embarcaciones que se quedan muy atrás y poder recoger a las personas. Es algo de lo más curioso de ver. Nos impacta bastante y nos hizo mucha gracia el ver como iba un tractor en medio del mar para recoger a todos aquellos turistas.

En esta zona estaba nuestro hotel, pero lo dicho, puedes acceder a las demás playas andando en 5 minutos y es un paseo de lo más agradable.

¿Qué hacer en Railay?

Y claro pensaréis que hicimos allí 4 días si somos dos terremotos de personas. Pues la verdad es que nos sorprendimos de la cantidad de cosas que podíamos hacer en esa península.

Ver la cueva de los penes

Esta cueva se encuentra en la playa de Phra Nang. Es bastante curiosa porque encuentras una gran cantidad de figuras de penes que invaden toda la cueva. Dentro de ella encontramos una figura de una diosa, la llaman la diosa de la fertilidad. Hay varias leyendas sobre esta diosa.

Unos dicen que que la mujer murió en el mar y su espíritu reside en la cueva… otros que la mujer murió en la cueva esperan a que su marido pescador regresara del mar…y nunca lo hizo.

Muchas serán las historias pero lo que si que es real es lo que vimos, una cueva llena de figuras de penes donde la gente los deposita allí símbolo de la fertilidad, virilidad masculina.

Es muy curioso de ver y os recomendamos visita segura a este lugar!

Mirador Railay Beach

Esto es toda una aventura… y nuestro consejo es que vayáis preparados! Pero sí…merece la pena.

Es un mirador que se encuentra a mitad camino de la playa de Phra Nang. Hay carteles señalados que lo indican.

Lo aconsejable es que vayáis con un calzado sujeto al pie y cómodo (unas deportivas…nada de chanclas ) y ropa cómoda. Habrán zonas de escalada que te las facilitan con unas enormes cuerdas para poderte ayudar y sujetar en la subida a la montaña.

El fango que se acumula por allí es bastante resbaladizo de ahí a que tengáis cuidado con el calzado que lleváis y no os podáis hacer daño.

Os aconsejamos también que llevéis agua,una buena hidratación siempre ayuda.

Una vez arriba veréis que todo el esfuerzo ha valido la pena y tenéis una gran recompensa, que es disfrutar de aquellas vistas impresionantes de las dos playas e Railay. Podéis ver desde allí arriba como se divide Railay Beach y disfrutar de toda la naturaleza que os rodea.

Es una visita muy muy recomendable. Aunque lleve su esfuerzo merece mucho la pena…

Laguna secreta

La laguna secreta podéis ir a visitarla desde el View Point. Una vez que habéis pasado el primer tramo, os encontraréis con dos caminos, uno para ir al mirador

(View Point) y otro para llegar a la laguna secreta. La verdad que es toda una aventura acceder a ella pero encontraréis paisajes de lo más hermosos. El lodo de la tierra mojada hace que tengáis que ir con precaución de no sufrir una caída, pero los espectaculares árboles que se encuentran en el camino os dejarán boquiabiertos.Os sentiréis como en una película.

Otra de las cosas que nos llamó la atención son las escaleras hechas con bambú  y cuerdas, que te permiten seguir con tu camino hasta llegar hasta la laguna. Hay momentos que piensas no continuar, porque el camino lo ves complicado…. Pero viajeros, no tiréis la toalla! llegar hasta el final!!! Merece la pena ver donde se encuentra la laguna.

Así que viajeros….adelante! y a por tu segunda excursión 🙂

Excursión Islas Phi Phi

Otra de las cosas que podéis hacer en Railay son excursiones. Como ya sabéis para salir de Railay tenéis que depender siempre de un Long Tail, pero esto a la hora de hacer una excursión no es un impedimento, ya que todas las excursiones son a islas y salgáis donde salgáis necesitaréis un Long Tail para acceder a ellas.

Teníamos muy claro que queríamos hacer una y ya sabíamos cual. Te dan muchas opciones y hay gran variedad donde elegir, pero lo que sí que sabíamos es que solo íbamos hacer una.
Como ya véis a parte de descansar y disfrutar de la isla (os lo aconsejamos) también hay cositas que descubrir en ella y si ocupas todo el día en hacer excursiones, no podrás disfrutar de la esencia de Railay.

Nosotros elegimos la excursión de ir a ver parte de las islas Phi Phi. La verdad que la excursión nos gustó mucho y fue bastante completa.

A las 8.00 de la mañana salíamos desde Railay con una lancha rápida ( aconsejable porque pierdes menos tiempo en moverse y llegar a los sitios) hacia nuestro primer destino. Fueron varias islas las que visitamos y la verdad que no se con cual de ellas nos quedamos, porque además de ser muy diferentes entre sí cada una de ellas tenía algo que otra no tenía y eso le hacían de lo más especial.

Ruta

  • A las 8.00 de la mañana nos recogen en la playa, donde una lancha rápida nos esperaba para zarpar.
  • Nuestro primer destino fue Bamboo Island. Una isla totalmente paradisíaca, que nos enamoró. Parecía de película….arena blanca y mar… azul turquesa donde podías ver el fondo sin necesitar unas gafas de buceo. Estuvimos un rato en esa playa y disfrutamos mucho. La pega? demasiadas embarcaciones y turismo… si la pillas sin tanta gente es una playa totalmente de ensueño…
  • Nuestro segundo destino fue visitar la cueva de los Vikingos. No bajas del barco, pero pasas por al lago de una cueva donde podíamos apreciar un barco Vikingo… parecía un escenario de película.
  • La siguiente parada fue la deseada playa… Maya Bay. Es la playa donde se rodó la película “La Playa” de LEonardo Di Caprio. Que pasada de lugar! cuánta vegetación, que mar más espectacular, pero….cuanto turista!!!!! Era una pasada la gente que había en esa playa. Una verdadera pena por que es un sitio impresionante. Normal que rodarán la película allí, porque ver donde se encuentra metida la playa, entre unos acantilados impresionantes y una vegetación que daña la retina de lo bonita que es… Es un paraje natural protegido, pero demasiado explotado. Al tiempo de volver de nuestro viaje nos enteramos que habían cancelado las visitas a esta playa….ya que la estaban “estropeando” con tanto turismo y vamos…no nos extraña lo más mínimo. La verdad que somos unos privilegiados por haber podido disfrutar de esa playa y de toda aquella naturaleza.
  • Nuestra siguiente parada fue Pileh Bay. En esta zona, la embarcación se detuvo un rato y pudimos bañarnos. Impresionaba el color verde del mar y nadar en él era un auténtico placer. Estábamos rodeados de unos acantilados enormes con muchísima vegetación, y un mar impresionante. Nos impactó mucho y la verdad que disfrutamos como niños en esta zona.
  • Monkey Bay fue la próxima parada de nuestra excursión. Una playa de lo más animada, bien conocida como la Playa de los monos de Tailandia. En ella podíamos observar la cantidad de monos que la habitaban. Saltando de una lado a otro e intentando coger la comida que la gente les tiraba. Se tiraban al mar desesperados y con una habilidad increíble volvían a subirse por las ramas y acantilado que tenían en la playa. Eran de lo más graciosos, pero ojo con ellos, que no son tan adorables como pensáis… cuidadito que muerden!
  • Comida en Phi Phi Don. A la hora de comer nos acercamos a Phi Phi Don. Teníamos comida en uno de los hoteles que habían allí y la verdad que comimos muy bien. Era un buffet con todo tipo de comida de lo más rica… cargamos pilas y aún nos dio tiempo de tirarnos al sol a descansar un rato. Esta zona era de lo más especial, ya que esta fue la playa donde pasó el Tsunami hace años. Impacta estar allí y pensar que hace unos años un terrorífico Tsunami arrasó con todo aquel paisaje… no podemos negar que había momentos que se nos ponía la piel de gallina el pensar en aquello. Pero viajeros, merece mucho la pena ir… os lo recomendamos.
  • Por último nuestra agradable excursión finalizó haciendo snorkel en una zona de lo más privilegiada. Decimos privilegiada, por que solo con tirarte al mar y ponerte las gafas, era una pasada ver tantísimos peces de diferente color, forma y tamaños te rodeaban. Esta parte de la excursión es la que más nos gustó. Disfrutamos mucho y la verdad que se nos pasó el tiempo volando. Nos quedamos alucinados con la cantidad de “bichos marinos” que tenemos bajo nuestros pies… Fue alucinante! Además, al finalizar la actividad, nos prepararon un montón de fruta cortada que nos hizo recuperar fuerzas de enseguida.
  • Sobre las 16.00 PM, volvíamos de nuevo al hotel. Fue buena hora….porque en una hora estábamos de nuevo en la playa y llegas a tiempo de coger la toalla, sentarte, comprarte un coco y disfrutar del atardecer… Así que para nosotros fue una excursión perfecta.

Precio

El precio por persona de la excursión era 2.800 THB por personas, pero finalmente y tras negociar (aquí todo se negocia), nos costó 1300 THB por persona. 33 € por persona. La verdad es que merece la pena. Pasas un dia precioso, visitas playas de ensueño y comes super bien. Además de poder bañarte en lugares imaginarios y disfrutar de toda esa fauna marina.

Otras excursiones

Si no os apetece hacer esta excursión, porque no os motiva, no queréis estar todo el día o por cualquier otro motivo. No te preocupes, hay mil agencias que os ofrecen un montón de excursiones y visitas a diferentes islas. Como por ejemplo:

  • Chicken Island: es una isla que tiene una montaña en forma de pollo…. es graciosa. Nosotros la vimos de lejos pero no paramos en ella.
  • La famosa isla de James Bond . Otra isla donde se grabó la película de James Bond . Es también una de la más visitada por los turistas. También conocida como la Playa de James Bond.
  • Tup Island. Una isla en medio de la nada …donde tendrás cerca dos islas más.

Y muchas más excursiones que seguro que os llamarán la atención. Así que bonitos no os lo penséis más y disfrutar de alguna de ellas…de verdad que merece mucho la pena.

Así que viajeros, os recomendamos que hagáis una excursión… por que hay sitios que deberían captar vuestras retinas y que nadie os lo contara.

Fiesta, concierto en directo

Una de las cosas que nos sorprendió gratamente en Railay, es el buen rollo que hay con la gente de allí y las fiestas que se hacen por las noches. En la zona de la playa Oeste también encontramos gran cantidad de bares para cenar. Algunos de ellos por la noche se convierten en zona de copas… y la verdad que el ambiente es total!

Railay Beach es una zona que no está tan masificada ( de ahí que eligiéramos esta zona para disfrutar de la playa) y nos asombró las fiestas que se montan con los pocos bares que hay allí.

Una de las noches que salimos a pasear después de cenar, encontramos un bar que tenía música en directo. Era como un pequeño concierto de lo más animado!!! la gente se puso a bailar… y los que no querían, estaban disfrutando del concierto en una de sus mesas.

Este bar era muy chulo, ya que tenía mesas normales y otra zona donde estaban las mesas más pequeñas y tu te sentabas en el suelo con alfombra y cojines…tipo moruno. Nos gustó mucho esa noche y disfrutamos un montón!!!

Eso sí, os tenéis que dejar llevar por la música. Si solo os gusta un tipò de música, igual no disfrutáis tanto como nosotros. Ah! y lo mejor de todo, en el descanso del concierto, hicieron en la calle (la calle es un paseo de tierra…tal cual) un espectáculo con fuego unos chavales de allí que nos dejó boquiabiertos.

Fue una noche 10 !! Así que viajeros…si os apetece también salir, tomar unas copas, unas cervezas o un refresco, también encontrareis sitios como este

Muay Thai

Otra de las cosas que hicimos en Railay fue ver un combate de Muay Thai en directo. Una de las noches que salimos a cenar nos encontramos que repartían publicidad para el combate de esa noche. Y la verdad que no nos lo pensamos dos veces.

Nos acercamos y cogimos sitio desde el principio para no perder detalle del combate. Nos juntamos con unas chicas de Bilbao muy simpáticas!!! que estaban de ruta también por Tailandia y disfrutamos juntos de esta noche.

Si no habéis visto nunca un combate de este tipo igual os impresiona un poco, por la cantidad de golpes que se dan…Pero todo es técnica y mucho entrenamiento. El Muay Tai es el deporte por excelencia de Tailandia y desde bien pequeños se lo inculcan a los niños. Lo practican tanto mujeres como hombres. Ese día tocaban chavales muy jóvenes. La verdad es que no podíamos marcharnos sin ver un combate en directo… y eso es lo que hicimos.

Disfrutamos a la vez que sufrimos un poco…pero os aconsejamos que veáis uno y que disfruteis de las costumbres de este país.

La verdad que toda esa zona la tenían muy bien montada. Nos fijamos que todas las noches ponían carteles de lo que hacían esa noche y en qué bar … un concierto, el Muay Thai, alguna fiesta…

Es que en Railay tenéis de todo. Si os apetece solo salir a cenar…pasear por la playa y estar tranquilos…esa opción está ahí siempre. Pero si por otro lado, os apetece ver algún concierto, disfrutar de la música y tomarte algo….también podréis hacerlo! eso sí, sin masificacion de gente y un buen rollo que os encandila más.

¿Qué comer en Railay?

Como ya sabéis Railay tiene sus limitaciones en cuanto a desplazamientos, pero si estáis seguro de estar allí unos días, relajaros y disfrutar de ese paraíso, que la comida no sea uno de vuestros impedimentos a la hora de ir allí.

Vais a encontrar una cantidad de restaurantes donde poder elegir cualquier tipo de comida. Evidentemente la comida Asiática es lo que prevalece de allí. En todos los restaurantes encontraréis los platos típicos Tailandeses. Pero si no sois muy fans de la comida Tailandesa, no os preocupéis porque hay de todo.

En la misma zona donde se encontraba nuestro hotel, por todo el paseo podéis encontrar gran variedad de restaurantes .

Podréis degustar desde un plato de Pad Thai, a un delicioso pollo a la brasa… acompañado con ensalada. O degustar un estupendo arroz con verduras con salsas típicas de allí (las salsas vienen a parte así que si no queréis no es preciso que os echéis salsa).

Si sois amantes de la pizza no os preocupéis porque muchos restaurantes la tiene en su carta. Ah! y si os gusta el pescado os aconsejamos que os pegueis un banquete de pescado y marisco.

Tanto en la playa Oeste y Este de Railay hay muchos restaurantes que te muestran el pescado que han cogido en el día. Podéis encontrar diferentes clases de peces además de una gran variedad de marisco.

Nosotros nos dimos más de un homenaje de este delicioso pescado… Así que viajeros, recomendación… comer pescado del día! Además siempre te lo presentan con algo de ensalada ….rico, rico.

Tiempo en Railay

Por último queríamos hablaros del tiempo que hace en Railay, La verdad que nosotros tuvimos mucha suerte. Tuvimos de todo! nos hicieron días nublados y días con sol….pero la verdad que casi preferíamos estar un poco nublado…se tomaba el sol igual y no te achicharras! cuando salía el sol….era insoportable!!!! todos buscábamos algo de sombra para protegernos del sol.

En cuanto a los chubascos, es normal que de vez en cuando llueva como si se acabara el mundo… ah! y eso si! … de repente!

Uno de los días que estábamos por allí, tumbados al sol…tranquilamente. De repente comenzó a nublarse y al poco estaba cayendo un agua impresionante! lo bueno? Que nos fuímos al pedazo de hotel que estábamos alojados…y disfrutamos de sus instalaciones.

El calor era el mismo, pero con agua. Al poco paró y ya no llovía nada. Solo fue un rato y luego volvió el día a su normalidad. Tuvimos suerte porque solo nos llovió ese día…Por eso es muy importante saber qué tiempo va hacer en Tailandia cuando organicéis el viaje y conocer cuál es la mejor época para viajar.

Allí siempre hace bueno, pero hay meses más calurosos que otros y con más lluvias…eso tenerlo en cuenta viajeros! Aquí podéis encontrar el tiempo que hace en Tailandia y cuando es la mejor época para viajar.

Y esta fue nuestra experiencia en Railay…..la verdad que volvimos ENCANTADOS! es un lugar mágico y casi nada masificado en comparación de otros puntos de playas en Tailandia. Esperamos que os haya servido de algo toda esta info y tengáis una visión buena de Railay…porque de verdad viajeros, merece mucho mucho la pena!!! Así que…. a disfrutar bonitos!!!!!